arrow-left-lightarrow-leftarrow-right-lightarrow-rightarrow-thin-left arrow-thin-right browser-search cup heart indicator laptop layers layout-4boxes layout-sideleft mail-heart mail map-pin mixer mouse nav paintbucket pencil-ruler phone picture play video

Crea al mejor comercial que jamás tendrás

Los buenos comerciales valen su peso en oro. Los más dedicados pueden llegar a jornadas laborales de 12 horas, pasarse mucho tiempo en coches y aeropuertos visitando a posibles clientes y cobran mucho porque generan mucho a la empresa.

Luego hay una raza muy rara y escasa, que son los comerciales que responden en menos de 2 segundos a las dudas, no duermen, generan mucho más que los buenos comerciales y encima, no cobran un duro. A esta raza se le llama CONTENIDO DE CALIDAD.

No me refiero a tu web, me refiero a tu CONTENIDO. Imagínate un concesionario de coches; la web es el edificio físico, con su estructura y su diseño. El contenido son los coches que hay dentro.

Un contenido de calidad es la mejor apuesta que puedes hacer SIEMPRE. Un contenido genial lucirá dentro y fuera de tu web, porque tiene un valor en sí mismo, no depende de dónde esté.

Siguiendo con la analogía de los coches, un contenido normal sería un SEAT Ibiza, y un contenido brutal sería un Lamborghini Aventador. Si el concesionario de Lamborghini no tiene luces buenas o está en obras, nos pararemos igualmente a verlo. Si un concesionario de SEAT no está bien hecho, no sentiremos el impulso de pararnos a ver qué hay.

Incluso si nos encontramos un Lamborghini parado en un semáforo no podremos evitar fijarnos. Pero no nos daremos cuenta de que hay un Ibiza parado en un semáforo.

De la misma manera, un contenido genial puede estar en tu web, lo puedes recibir en un email (como recibes si estás suscrito en mi lista) o en otras páginas.

HAZ QUE TU CONTENIDO SEA UN LAMBORGHINI

“Vale, Nacho. Pero…¿cómo puedo hacer un contenido brutal? He leído por ahí cosas, pero nunca me he puesto en serio…”

La razón por la que nos cuesta crear contenido bueno de verdad es que realmente no tenemos en cuenta a nuestra audiencia. Es infinitamente más fácil y efectivo indagar sobre las inquietudes, curiosidades y quejas de nuestra audiencia para luego crear una pieza que solucione exactamente eso. Esto es lo que realmente significar crear VALOR.

Seguro que alguna vez has encontrado algún artículo o vídeo que te ha hecho pensar “Guau, esto es lo que buscaba” . Es posible que no recuerdes más cosas de esa web, pero sabes cuál es.

Caso práctico

El curso gratis de marketing para gente normal que doy en este blog es una pieza de contenido hecha así.

Me di cuenta de que a mucha gente le interesa el tema, pero les parece algo parecido al control mental e incluso algo sucio. Esta misma gente lee cosas acerca del tema, pero tienen la sensación de no avanzar nunca porque sólo conocen 4 tácticas, por lo que oyen campanas y no sabe dónde.

Como yo estaba en ese punto hace unos años, les entiendo perfectamente. Como ahora tengo el conocimiento suficiente para poder crear un curso sencillo y fácil de leer y asimilar, lo he adaptado específicamente a sus necesidades.

Yo he optado por el email y el blog para publicar el contenido porque soy muy bueno en ello. Hay otras personas que lo hacen vía Youtube o mediante podcasts, y tienen muy buenos resultados también.

Pero no es el vídeo, el audio, el diseño o la web lo que te hace triunfar. Es la ayuda que pones ahí lo que lo hace de valor.

¿Tiene Avatar más valor que Toy Story por ser la película más cara de la historia y rodada en 3D?

Está mucho más lograda la animación, ha habido mucho más esfuerzo y horas, mucha más tecnología y un presupuesto y taquilla de infarto, pero, al final, la historia, el argumento y los personajes, que es lo que todos buscamos en una peli, eran mediocres. Ni me acuerdo del nombre del personaje principal.

En cambio, Toy Story cumple 20 años y todos recordamos a Woody, Buzz Lightyear y a los señores potato. Es una película superior que triunfó (y triunfa) porque la historia es buena. Los personajes son buenos. El contenido es GENIAL. Si además, lo juntas con el trabajo de animación que hizo Pixar, se vuelve una obra maestra.

Pero no triunfó por ser la primera película de animación de Pixar. Triunfó porque tenía mucho valor antes de animar al primer personaje.

Como ves, esto del valor es más complejo que decir que una cosa es buena o mala, o que el precio no tiene nada que ver. En este caso, ambas pelis costaron un buen dineral, pero al final, eso no es determinante. Es una herramienta más.

Tu turno

Haz memoria; intenta recordar un contenido que te haya gustado mucho y hayas pensado “Era ESTO lo que buscaba”. Puede ser cualquier cosa, una receta o un tutorial sobre cría de hormigas. Lo que sea. Pásame el enlace en los comentarios y cuéntame cómo te sentiste al verlo.